Orientación Profesional Colectiva

19 de junio de 2017

David Barreda Carrillo Marca Personal Branding Formación Coaching Huelva Andalucía Sevilla España

#citaciega

“…eran quince,

pero pensaban como UNO

y actuaban como CENTENARES…”

 ‘La rebelión de las amebas’, de Fátima M. Roldán

.

El jueves pasado estuve trabajando con algunas Orientadoras Profesionales del curso que impartí hace unos meses, en noviembre, sobre Formación Técnica en Orientación, del cual hablaba en estos dos posts “Nuevos tiempos, empleabilidad y orientación” y “¿Quién orienta al orientador?”.

Aquel curso estuvo muy bien, muy aprovechado en todos los sentidos. Había un grupo de personas muy interesadas y abiertas al aprendizaje, todos, como equipo, nos implicamos mucho en aquella formación, en compartir experiencias, buenas prácticas, adquirir herramientas nuevas, etc., y sin que tuviéramos que tener a la Administración Pública vigilándolo todo y pidiéndonos documentos estúpidos para acreditar que los que allí estábamos éramos reales y tal, ya que nos la ingeniamos para que fuera un curso totalmente privado… (todo un descanso, la verdad, y un éxito de Encuentros del Sur).

La cuestión es que de aquel curso salió la idea de volvernos a ver, y mi propuesta de terminar con algunos hilos sueltos que nos quedaron pendientes. Entre los temas que quedaron abiertos estaba el de la Orientación Profesional Colectiva, que fue el eje de nuestro encuentro el otro día y de este post que estás leyendo.

.

Orientación vs Información

Así, contextualizando un poco el tema hablábamos de cómo, más veces de la cuenta, se confunde una intervención de orientación profesional colectiva con una acción informativa, o (en el mejor de los casos) con una acción formativa.

Ni lo uno ni lo otro es malo. Todo lo contrario, bajo mi punto de vista ambas acciones son necesarias, lo que ocurre que entiendo que la Orientación Profesional va más allá de informar a las personas sobre una serie de aspectos, trámites, etc., e incluso de formarlas en determinadas cuestiones de estrategias para el empleo o el emprendimiento… y a ese más allá se llega poco…

Sé que es lo más sencillo. Reúnes a un grupo de personas y le das una charla de cómo hacer el currículum, cómo afrontar una entrevista de trabajo, cómo manejar las RRSS, de cómo generar una adecuada red de contactos… o de lo que sea… y listo…

…como te decía, a veces tienes poco tiempo/recursos y la charla es puramente informativa, y otras veces tienes algo más de tiempo y puedes hacer alguna práctica o un mínimo seguimiento. Es cierto que, en la inmensa mayoría de ocasiones, tenemos poco margen de maniobra y nos tenemos que limitar a lo que las entidades nos indican y/o nos facilitan a la hora de ejecutar una cosa u otra… y pensándolo bien, lo mismo estas entidades también tienen poco margen de maniobra y solo pueden limitarse a lo que les indican, vete tú saber quién, que también tendrá poco margen de maniobra y así hasta el infinito… yo qué sé….

El tema, es que la Orientación Profesional Colectiva, en mi opinión, debería ir más allá e incorporar nuevas estrategias que activen la inteligencia colectiva de los grupos de intervención que se generan.

.

Colectivamente Inteligentes

Es cierto que desde hace tiempo se vienen desarrollando experiencias que ponen el foco en la capacidad del propio grupo de ‘orientados’ para gestionar su búsqueda de empleo y la generación de recursos. Ahí están las Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario, que tiene esta filosofía. También es cierto, que echo de menos estas prácticas y metodologías en otros contextos.

Personalmente, y profesionalmente, claro… a mí me encanta poner a la gente a trabajar en función al propio grupo que se genera. Lo hago constantemente. Me gusta poner las sillas en círculos, eliminar toda tecnología de la sala y poner a la gente a charlar. Resulta curioso la cantidad de momentos que se generan y las oportunidades que afloran. También me encanta salirme de ese círculo y dejarlos hablar…

…eso sí, sin olvidar que la eficacia de los procesos colectivos tiene una gran dependencia de las normas y procedimientos que se establezcan para que la gente pueda expresarse y participar.

Dice Amalio Rey que la Inteligencia Colectiva es la capacidad de agregar, colaborativamente, las acciones y opiniones individuales de un grupo en una decisión o comportamiento colectivo; por ello, el diseño de estas sesiones resulta crucial para que el conocimiento de los participantes (tenga el nivel que tenga, provengan del contexto que provengan) pueda fluir adecuadamente y se puedan optimizar estos encuentros.

Cuando el propio proceso de orientación profesional genera responsabilidad en la persona ya es un éxito en sí mimo. Cuando el proceso es colectivo tenemos la oportunidad de, además de generar responsabilidad, generar conexión con los demás y un nivel mayor de compromiso con respecto a las siguientes acciones…. Y esto, no tiene precio.

Ahora bien, este proceso no es espontáneo y requiere de una serie de pautas, ¿cómo podemos hacerlo?

.

Un proceso colectivo

Te pongo un ejemplo de posible intervención colectiva en un grupo de Orientación Profesional, que así me resulta más sencillo explicarlo.

En primer lugar, considero que debe existir una fase de conocimiento que en muchos de estos contextos llega a ser una fase de “desahogo emocional”. Yo, al principio trataba de evitar estos momentos y reconducirlos nada más los veía venir. Me parecían una ‘oda al victimismo’ y pensaba que generaban un ambiente negativo con respecto a lo que estábamos trabajando… hoy, ni de coña corto esos momentos. Les dejo su tiempo, el necesario, no más, pero les dejo su espacio sin lugar a dudas. Me doy cuenta de lo importante que es dejar que la gente se exprese, se desahogue y que comparta su experiencia de desempleo, aciertos, fracasos, frustraciones y descubrimientos siguiendo su propio ritmo y dentro del adecuado contexto.

Llegará un punto en el que el propio grupo, sabiamente, empezará a modelar el discurso dejando atrás vías sin salida y verbalizando la necesidad de que ‘algo habrá que hacer’, si esto no llega, estás tú para reconducir la situación con las preguntas adecuadas… las primeras iniciativas nos darán el aviso para pasar a la siguiente fase, si no… volveríamos a empezar y entraríamos en un bucle negativo que no nos llevaría a ningún sitio.

En segundo lugar, una vez pasada la fase anterior en la que normalmente la gente ha experimentado cierta conexión y acercamiento, me gusta plantearle al equipo una serie de dilemas a resolver. ¿De qué depende que encuentre trabajo?, ¿Si echar CV no sirve para nada, qué puedo hacer entonces?, ¿Si yo fuera una empresa, qué ofrecería y a quién?, ¿Cómo puedo llegar a los trabajos que no se publican en ninguna parte?… oye, os puedo asegurar que es maravilloso lo que pueden generar estas preguntas….

…deja que exista una fase en la que la gente aporte ideas para darle solución a la cuestión planteada, sin echar para atrás ninguna, sin debates; deja que exista una fase de ‘barra libre de ideas’; nadie discute nada, todo vale; a veces lo puedes hacer con una lluvia de ideas, otras veces con papeles pegados en la pared, no sé, depende de los participantes, el tiempo que tengas, el contexto… lo importante es que no se corte la creatividad que se va generando en esta fase de aportación…

…deja que sea el grupo, luego, el que ordene toda esa información. Deja que el grupo busque los denominadores comunes de las aportaciones y las agrupe con sentido. El grupo es sabio, conoce sus recursos, su realidad, la diversidad de roles servirá para contar con distintos niveles de realidad y exigencia… y generará bloques coherentes y realistas de información y conocimiento…

…deja que el grupo extraiga propuestas concretas de cada uno de esos bloques de conocimiento que ellos mismos han creado

…para dejar, a continuación, que el grupo convierta esas propuestas en acciones… y que esas acciones sean concretas, específicas, tangibles… deja que cada persona se comprometa con ‘cuál será su siguiente paso’… deja incluso que compartan miedos, que se confronten, que se acompañen o incluso que se faciliten recursos…

Tú gestionas el proceso, como orientador, y el equipo maneja su conocimiento para convertirlo en sus próximas acciones e iniciativas, algunas individuales, otras colectivas… que luego se pondrán en común, pasado el tiempo de su ejecución, y servirán para los siguientes pasos.

…no sé lo que te parecerá, solo te digo que es posible y que los efectos y los resultados que se producen bien merece la pena.

.

Efectos y resultados

Y es que no es lo mismo una cosa u otra. Los resultados serán aquellas consecuencias tangibles que se hayan obtenido tras la acción ejecutada: encontré un trabajo, hice un contacto, recuperé la comunicación con tal o cual empresa, conseguí una entrevista, etc.

Por otro lado, los efectos será todas aquellas consecuencias socioemocionales que se hayan producido en el grupo y en las personas: mayor responsabilidad, más cohesión, más conexión, ampliación de la red de contactos de apoyo, más autoestima individual, más autoestima colectiva, sentido de pertenencia, enriquecimiento personal y profesional, … y todo lo que estas actividades hayan podido generar…

…créeme que es algo absolutamente fascinante, viable y efectivo…. aunque por mucho que yo te lo cuente, hasta que tú no lo pruebes y lo lleves a la práctica no terminarás de verlo, así que ánimo… y a despertar la sabiduría colectiva de toda la gente con la que trabajamos.

…a disfrutarla!!

.

.

por cierto!!… recuerda que el día 22 tienes una cita con la Jirafa y un puñado de amigas y amigos… ¿a qué esperas para inscribirte gratis?

.

Personal Branding Lab Day David Barreda Marca Personal talleres

.

 

.

IMG_5042

.

Procesos y Aprendizaje

puedes seguirnos

en

FACEBOOK (de una manera diferente)

y

en

TWITTER (compartiendo caracteres)

Orientación Profesional Colectiva

 

Foto vía Pixabay, con licencia CC0

2 Respuestas a “Orientación Profesional Colectiva”

  1. Pedro Responder

    Enorme artículo David: no tengo palabras para expresarte mi agradecimiento por compartir estos conocimientos de tanto valor.
    Mañana mismo lo comparto con mi gente: no digo más.
    Un abrazo.

    • David Barreda Responder

      Pedro,
      …mil gracias por tu comentario. Me dejas sin palabras, amigo… eres un profesional de la orientación y eso hace que tu percepción tenga un valor importante para mí.
      Un abrazo!
      David

Deja un comentario

*