¿Por qué coño no consigo trabajo de lo mío?

17 de octubre de 2014

candado cerrado

¿Por qué coño no consigo trabajo de lo mío? Todo el mundo tiene derecho a querer trabajar “de lo suyo”, si bien este deseo se puede tornar silenciosa y contundentemente en una prisión de la que puede ser difícil escapar. Durante estos años me he encontrado a mucha gente frustrada porque no estaba trabajando “de lo suyo”, bloqueadas, en un maldito callejón sin salida…, con el paso del tiempo he terminado preguntándome si este callejón sin salida es más virtual que real (y en la mayoría de los casos, lo he confirmado).

_

¿Qué es “trabajar de lo mío”?

Pues a estas alturas no lo tengo claro, o sí, pero aún me cuesta explicarlo sin que salte alguna chispa o agite alguna sensibilidad.

Imagínate que eres tú mismo -a algunos les costará menos que a otros-, con todas tus capacidades, todas tus competencias y todo lo que eres, un día entras en una facultad, un instituto, una escuela o lo que sea…, y entonces… BLUF!!!… por arte de magia (y de muchas horas de sacrificio y estudio) te conviertes en Técnico en…, Licenciado en…, Graduado en…, Diplomado en…, etc., y es como si dejaras de ser tú, para convertirte en lo que dice tu Diploma.

Fíjate, presta atención en cómo se presentan muchas personas tanto en foros profesionales o formativos, como en contextos personales… “Hola soy X, Licenciado/a en Derecho”, “Soy Y, Técnico en…”, “Soy Z, Psicólogo/a, Arquitecto/a, Economista, Ingeniera/o…”………¿?

Cuando nos confundimos a nosotros mismos con la etiqueta empezamos a tener un problema, porque terminamos ahogando y perdiendo lo que somos, y terminamos creyendo que debemos ser (porque así lo elegimos) lo que dice nuestro Título.

_

¿Para qué estudiaste?

…no me digas que para encontrar un trabajo… ¡no!… no puede ser…

Déjame hacerte un par de preguntas: ¿Quién te garantizó que ibas a encontrar un trabajo si estudiabas lo que has estudiado?, piénsalo bien… ¿Quién te dijo que trabajarías de lo que precisamente has estudiado?… a ver, utiliza toda la claridad que puedas en contestarte a estas preguntas. A buen seguro te comentaron que estudiar es importante (y lo es), y que tener un título mejoraría tu competitividad (y la mejora), y que si estudias el abanico de oportunidades se amplia (y se amplia), y que estudiar es una forma de crecimiento (…y… bueno, esto depende de cómo te lo hayas tomado, los docentes que hayas tenido, etc.).

…pero de ahí, a que te hayan garantizado que encontrarías un puesto de trabajo de lo que estudiaste… no sé, ponle nombre y apellidos a quien lo hizo a ver si eres capaz…

_

¿De quién es la culpa?

Como empieces a buscar “culpables” empiezas a multiplicar ‘la cagada’ por diez. Echar balones fuera no te exime de tu responsabilidad, y no te aporta nada.

Personalmente me parece triste ver a mucha gente que se formó, que se quemó las pestañas estudiando, que se mataron haciendo prácticas e invirtiendo parte de su vida en obtener un título, deambulando en una situación de bloqueo y desesperación por dar salida a sus competencias… pero lo que realmente me parece terrible, lo que realmente me resulta aterrador es ese sentimiento de victimización en el que muchas de estas personas han caído.

Puedes ser realmente una víctima del sistema, o simplemente puedes sentirte una víctima (sin serlo), esto lo dejo a tu criterio. Pero en este contexto, seamos responsables: el sentimiento de “víctima” poco o nada te aporta para salir de este bloqueo.

_

¿Y qué puñetas hago con lo que he estudiado?

Hay una tendencia a acumular conocimiento (…o información, eso aún no lo tengo claro) en nuestro curriculum. Acumular un título detrás de otro, un curso detrás de otro, incluso muchas personas cuando detectan que necesitan dar un giro a su vida profesional, o mejorar sus competencias, hablan de “formarse” de ampliar su cartera de conocimientos… como si hacer un curso te “redefiniera” profesionalmente, ¿es esta solución realmente efectiva?

A ver, a estas alturas siento que tengo que aclarar una cosa, soy formador, amo la formación y la educación, y creo firmemente que es importante+necesario formarse. Ahora bien, ¿Sabemos utilizar esa formación, sabemos utilizar ese conocimiento?, y aquí considero que está la clave.

Un curriculum extenso no garantiza que la persona titular del mismo tenga las competencias necesarias que dice tener. Es verdad que los diplomas marcan un punto de partida muchas veces necesario, porque a ese candidato/a se le suponen ciertas capacidades… pero sólo “se le suponen”.

Hace (desgraciadamente poco) tiempo que personalmente me di cuenta que no sabía usar lo que había ido acumulando en mi curriculum, y viví momentos en los que no entendía porqué el incremento de mis estudios no tenía un impacto directo en mi carrera profesional…. en fin, que iba llenando mi caja de herramientas “esperando” la oportunidad de usarlas, oportunidad que nunca llegaba…, lo cierto es que un día me dio por coger una de ellas sin que nadie me lo pidiera y empezar a trabajar, pero esa historia la dejamos para otro día…

¿Cómo usas lo que tienes escrito en tu curriculum?

_

Entonces, ¿qué es realmente lo mío?

Lo tuyo es lo que eres, no te engañes. Lo tuyo no es lo que dice tu diploma. Tú no eres lo que estudiaste, eres mucho más de lo que estudiaste.

.

frase

.

Un día decidiste estudiar algo (sí, lo decidiste tú, no te olvides… y te habla uno que no estudió lo que realmente quería, estudió lo que pudo, pero lo elegí yo, entre el abanico del que disponía en ese momento…, también te reconozco que esta toma de conciencia me ha llevado años)…, en fin sigo, un día decidiste estudiar algo, y saliste con un título, pero es solo eso, un título…

…no caigas en la trampa de si estudié ‘tal cosa’, entonces tengo que buscar trabajo de ‘tal cosa’, porque entonces tus estudios se convertirá en una dolorosa hipoteca que no te dejará crecer más allá, y acabarás condicionando tu vida, tu carrera profesional, y lo más peligroso ‘tus competencias’ a una decisión que tomaste hace años.

Gente con tu título hay miles… pero como tú solo existes tú, es un hecho, créetelo porque es verdad, y desde esta perspectiva pregúntate ¿REFLEJA TU CURRICULUM LO QUE REALMENTE ERES?

¿Qué te hace diferente a los demás? ¿Qué valor aportas? ¿Cómo usas lo que sabes hacer? ¿Para qué sirve lo que sabes hacer? ¿Dónde puede ser útil? Olvídate de lo que dice tu curriculum para contestar a estas preguntas. Luego, si quieres, contesta otra vez desde el enfoque de lo que dice tu curriculum…. y luego, si te atreves, conecta los dos enfoques, utiliza tu creatividad (sí, también eres creativo/a)… ya verás qué chulo lo que sale…

…no te canses, insiste, pero insiste bien, elige bien la dirección en la que vas a invertir tus esfuerzos, TÚ DIRECCIÓN, la tuya, para que de una vez por todas consigas TRABAJAR DE LO TUYO.

(…ánimo!)

todos terminan su muro(foto principal del entrada: “Candau” de Toni Prats)

44 Respuestas a “¿Por qué coño no consigo trabajo de lo mío?”

  1. Eugenia Responder

    Enhorabuena por el artículo, ayuda mucho a despertar a salir de la “coletilla” me llamo….y soy…, hay que cambiar!!!!!
    La universidad me dio un título, si, pero también me enseño otras muchas cosas que nunca puse en mi CV, y que este artículo me ha hecho recordar.

  2. Inma Responder

    Pues vaya cagada que llevo haciendo toda la vida!!!!!. Busco y busco de lo mío, porque se supone que es lo que sé hacer, pero en realidad creo que muchas de las cosas que me enseñaron en la Universidad las olvidé al día siguiente del examen. Y lo más grave es que sé lo que me gusta, y sé lo que quiero. Y podría hacer muchas otras cosas. Todo es cuestión de analizar y ponerse a hacer. Gracias

    • David Barreda Responder

      Gracias por tu aportación Inma,
      Lo que hayamos hecho en el pasado solo es una referencia, ahora es cuestión de cómo afrontemos el futuro desde la “toma de conciencia” de nuestras competencias. Quizás no sea un camino sencillo, ya que los hábitos adquiridos son demasiado pegajosos y no nos dejan avanzar por caminos diferentes, eso sí, el reto que se configura desde esta perspectiva es realmente estimulante, ánimo!!

  3. Araceli Responder

    Según mi Curriculum , tengo conocimientos básicos, ok…….
    tengo conocimientos de historia, medicina, cocina, repostería, conducción de maquinaria, gerencia de empresas, política, psicología, literatura, mecánica….etc, pero nada de eso aparece en el dichoso Curriculum.
    Todo esto es lo que me define a mí, no los títulos que pueda o no tener, además tus estudios los eliges a los 18 ó 19 años y por muy diversas circunstancias, ¿de verdad volveríais a elegir lo mismo?, yo elegiría estudiar, eso os lo aseguro, aún así, ¿elegiría medicina?, que era lo que yo quería estudiar, seguramente no, y de haberlo hecho ¿en que se hubiera convertido mi vocación?, ¿en un placer o una obligación?.
    Yo personalmente lo que quiero es trabajar, sin ponerme ningún tipo de frontera, e ilusionarme cada día con las pequeñas cosas de mi trabajo, eso es lo que yo quiero.
    A mis hijos siempre les hago hincapié en que estudien lo que quieran pero que estudien, no para que luego se pasen la vida intentando trabajar en lo que pone su título, sino para que tengan opciones, para que puedan optar a un amplio abanico de posibilidades, que es lo que para mí te dan tener estudios y títulos.

  4. Pilar Responder

    Totalmente de acuerdo. He trabajado de lo que se suponía era lo mío y me gustaba pero por circunstancias que ahora no vienen al caso cambié de dirección y resultó ser un acierto. Lo que quiero es trabajar en algo que me guste, es mucho pedir?

    • David Barreda Responder

      Gracias por el comentario Pilar, déjame sugerirte una reflexión, cuando escribes “Lo que quiero es trabajar en algo que me guste, es mucho pedir?”, realmente ¿A quién estás formulando esta pregunta?

      Un saludo,

      David.

  5. Juan Delgado Responder

    Enhorabuena por el artículo.
    Lo que me doy cuenta con este artículo es que nos refugiamos en “que somos” y no en “quienes somos” y verdaderamente el quienes somos es lo que tenemos que dar a conocer y potenciar, pero sin olvidarnos de lo que eres.
    En resumen que las dos sirvan para potenciar tu candidatura al pusto de trabajo que solicites y que creas que das el perfil, no que una sea una losa sobre la otra.

  6. Manuel Responder

    Muy buen artículo!! Personalmente creo que estamos viciados con ese concepto de enfocar nuestra vida laboral a aquello sobre lo que hemos estudiado, o a aquello en lo que hemos tenido experiencia laboral, aunque no se corresponda con los estudios.
    La sociedad actual te limita mucho cuando pretendes hacer otra cosa que se salga de lo anterior, ya que se prioriza a quien ya ha demostrado experiencia profesional, por mucho que “nuestra idea” pueda mejorar lo ya existente.
    Es cuestión de profundizar en este asunto…

  7. Pilar Responder

    Gracias por tu sugerencia David, en realidad la formulaba como pregunta retórica, no esperaba respuesta.

  8. Gori Responder

    De acurdo con tu artículo. Hoy día hacer un C.V. con ( lo que se hacer, quien soy), sería lo ideal. Creo que las empresas no están preparadas para captarlos y analizarlos. Son ellas las que nos hacen sentirnos Robot y caer en la rutina. Te cierran el circulo laboral. Habrá que hacer entre todos que cambien el chip de valoración con nuestras actitudes/aptitudes. Gracias David.

  9. Araceli Responder

    A mi me encantaría trabajar en algo que tenga que ver con viajar y enseñar a amar Huelva de la misma manera que yo lo hago, eso para mí es algo imposible en la actualidad, aún así, sigo con esa idea en la cabeza.

  10. Francisco José Poyato Responder

    Completamente de acuerdo contigo, es triste que alguien piense que un título académico solo sirve para encontrar trabajo, en mi caso yo estudié bachiller de artes e informática porque son mi pasión, pero además me permitió aprender a seguir estudiando por mi cuenta y muchas de las competencias y conocimientos que he adquirido han sido gracias a mi faceta autodidacta y al entusiasmo y tiempo dedicados a diversos proyectos personales. Meterse de lleno en un “fregao” y apostar fuerte por algo aunque tengas que pedir un poco de ayuda por el camino es cojonudo para adquirir mucha experiencia.

    Ahora bien, todo eso es muy bonito, pero como muy bien apuntas, debo reconocer que mi desesperación por la falta de trabajo me ha hecho caer en la trampa de echar balones fuera, culpabilizar en exceso a la situación política, social y económica en la que vivimos y caer en un bucle que no me permite avanzar como yo quisiera. Aunque es verdad que a todos nos afecta, es hora de hacer un poco de autocrítica, porque seguro que algo estoy haciendo rematadamente mal.

    Un artículo que nos invita a la reflexión, muchas gracias por compartirlo :-)

  11. Rubi Flores Responder

    ¡Me encantó! coincido sobre todo en que no somos lo que estudiamos. Aprender a reconocer nuestras pasión y atrevernos a vivir de ella. Simplemente la pasión vende sólo hay que ¡hacernos cargo!. Gracias.

  12. Alexandra Responder

    Buen artículo… me ha hecho reflexionar más de lo que parecía en un inicio, francamente. No somos nuestro currículum, al igual que tampoco nos define a veces nuestro trabajo. Yo siento cierta frustración por no ejercer de Psicóloga puesto que pienso es mi vocación y mi trabajo actual no me hace sentir nada realizada. Pero sí es verdad hay que ampliar horizontes… gracias!

    • David Barreda Responder

      Gracias por tu comenario Alexandra…, sabes, quizás estés ‘ejerciendo’ de psicóloga mucho más de lo que crees. La vocación se vive, más que se ejerce, y la vocación no entiende de normas, de números de colegiación, de facturas, de clientes… NO DEJES DE ALIMENTARLA!!
      Un saludo, feliz año!!

      David.

  13. manolo Responder

    Sabes David, es la segunda vez que leo tu artículo, y creo estar más cerca de la toma de conciencia sobre el giro profesional y hacer valer nuestras capacidades por encima de lo que hayamos estudiado. Fue un placer recibir tu formación aunque siento que por aquel entonces no estaba a la altura. Un saludo y muchas gracias por todo!

    • David Barreda Responder

      Hola Manolo,

      …sí estabas a la altura. Un tipo con tus competencias siempre está a la altura. Y sigo a tu disposición, para lo que necesites.

      Un abrazo y estamos en contacto!

      David

  14. Laura Márquez González Responder

    Me ha gustado mucho este artículo y los demás que he visto. Es la primera vez que visito el blog y me he sentido identificada con muchas de las cosas que has comentado, lo de la prisión o jaula que nosotros mismos sin darnos cuenta nos ponemos cuando comentas que nos ceñimos única y exclusivamente a trabajar de lo mío, de lo que estudié. La verdad he sentido que me liberaba de ese lastre al leer tu artículo. me he sentido libre de poder elegir. Seguiré pendiente de los post porque la verdad es una auténtico cambio de mentalidad. Me gustaría informarme sobre el asesoramiento y la formación, por si lo necesitara más adelante.

    • David Barreda Responder

      Muchas gracias Laura, por tus palabras, y por darle uso a los post en tu beneficio.
      En la sección de “contacto” tienes las referencias necesarias para comentarme lo que quieras y solicitar la información que estimes pertinente.
      Un saludo y bienvenida al Blog!!

  15. Beatriz Responder

    Hola! me ha gustado mucho este post. Aunque alivia leerlo y pensar así, aún siento frustración por no poder trabajar de lo mio. He invertido tanto esfuerzo y no solo yo, ya que mis padres han hecho tanto sacrificio porque yo tuviera carrera, máster,… lo han hecho tan seguros de mí, de que pudiera tener un buen trabajo el día de mañana, que me da vergüenza, enfado y frustración no encontrarlo. Espero que la situación cambie algún día no muy lejano y podamos encontrar aquel trabajo que durante muchos años hemos soñado y luchado tener.

    • David Barreda Responder

      Gracias por tu comentario Beatriz!!

      …créeme que somos muchos y muchas los que compartimos esos sentimientos de los que hablas. Te acompaño en lo que dices y en tu CAMINO PARA SEGUIR LUCHANDO Y AVANZANDO POR LO QUE QUIERES (y a buen seguro te mereces),

      Un saludo!

      @davidbarreda_db

  16. hilary lombardo Responder

    tengo mucho tiempo en buscar trabajo de lo que estudie pero nada… a mí no gusta lo que estudie lo hice por que no tenia otra opción. y eso es en lo que me equivoque a raíz de esto es que no he tenido la DICHOSA oportunidad… durante ese tiempo me he capacitado por cursos y cursos pensando que sería puntos a favor y de repente las respuestas son las mismas!!!… Gracias por darme a entender con este articulo!!! a comenzar editar mí cv!!

  17. Omar Responder

    Hola. Excelente artículo. Estudié filosofía y estoy por hacer estudios de maestría. Claro que en la búsqueda de empleo el curriculum no lo es todo, pues debemos trazar una dirección acorde a nuestros intereses y capacidades y trabajar en ello, pero también es importante tener en cuenta que muchas veces los requisitos para solicitar un empleo limitan a las personas y les hace formarse la idea de que hay que acumular cursos y preparación para ser aptos para dichos empleos, sobreexigiendóse a sí mismos, a la vez en que los reclutadores exigen más a los solicitantes. En mi campo las opciones son docencia e investigación, estoy consciente que con el tiempo debo explorar otras opciones porque el campo laboral es muy limitado y competitivo, me estoy enfocando en otras actividades formativas y personales, así permito la apertura y no sólo me encierro en una sola opción. Sé que es difícil esto de la búsqueda del empleo, pero hay que tener constancia y paciencia en la dirección que uno se plantee. Saludos

    • David Barreda Responder

      Hola Omar!

      Me gusta el enfoque que das cuando escribes “los requisitos para solicitar un empleo limitan a las personas y les hace formarse la idea de que hay que acumular cursos y preparación para ser aptos para dichos empleos”, en mi opinión, creo que una de las claves está en ser disruptivos y no dejarnos limitar en nuestras capacidades por esos requisitos.

      Un abrazo y gracias por participar!!

  18. Gemma Blanco Responder

    Recomiendo la lectura y práctica del libro “Tu modelo de negocio” de Tim Clark, para reflexionar sobre nosotros mismos y reorientar nuestra carrera profesional. Es un buen objetivo para el verano, acompañado de una libreta y un lápiz, o de herramientas digitales, da igual.

  19. Jaziel De Lara Responder

    Excelente artículo, justo lo que andaba buscando, ya que acabo de ser contratado de algo que no estudié pero es una excelente oportunidad.

    Éxito a todos.

  20. Alvaro Silva Responder

    Que buen analisis. Realmente tenemos que preguntarnos, si nos preparamos para la vida o simplemente un titulo o diploma nos marcara la misma. Dependera de nuestras decisiones.. Me gusto mucho su artIculo. Es muy reflexivo.

    saludos,

    Alvaro

    • David Barreda Responder

      Gracias Álvaro!!

      Me alegro que te haya gustado el artículo y que le encuentres utilidad para elaborar una reflexión constructiva.

      Un saludo!

      David Barreda

  21. Francesc Flix Langa Responder

    Buen artículo. Creo que todos tenemos un valor añadido que nos es difícil reflejar en los currículums, precisamente es eso lo que nos hace diferentes. Como a mi me gusta la escritura he encontrado ese punto creativo que tu describes en la Carta de Presentación. Para mi es todo un reto intentar transmitir quién soy y qué puedo aportar a una empresa (por supuesto, que creo que puedo encajar perfectamente) con la concisión y brevedad que la caracteriza. Es todo un reto para mi llegar a ese nivel.
    Con ello, descubro a diario una nueva dimensión de mis competencias y, en lugar de frustrarme, me siento creativo y válido.
    Entonces, ya no es la empresa quien no ha sabido ver todo lo que ganaría conmigo si me hubiera contratado, soy yo quien no ha sabido comunicárselo.
    Por lo tanto, ese es mi reto: conseguirlo.
    Saludos

    • David Barreda Responder

      Muchas Gracias Francesc!!

      …mira, te podría responder muchas cosas a tu comentario, pero me quedo con una frase tuya que me encanta y de la que tenemos que aprender, es cuando dices “Es todo un reto para mi llegar a ese nivel. Con ello, descubro a diario una nueva dimensión de mis competencias y, en lugar de frustrarme, me siento creativo y válido.”, genial… hay mucho talento y motivación debajo de ese enfoque.

      Un abrazo,

      David

  22. Camila G Responder

    Mucha muchas gracias. No se imagina la ayuda que proporciona leer este post. Es increìble como nos dejamos frustrar por algo que se puede manejar y cambiar. A veces los jòvenes sentimos que todo se viene abajo solo por un aspecto de la vida.
    De nuevo gracias.

Deja un comentario

*